XXIV Encuentro Monástico

XXIV Encuentro Monástico

Nos comparte Irene su testimonio:

«Crecer en la fe es un camino diario que se alimenta de experiencias como esta.

Conocer un monasterio por dentro y su rutina orientada en Dios, seguro me ayudará en mi vida cotidiana y mi relación con Dios.

Gracias por abrir las puertas de vuestra casa, seguro vuestra generosidad se ve en la tierra y en el cielo».

 

Irene